Viajando y descubriendo

Los mejores sitios que visitar según los viajeros

Author: Marcial

Organiza tu ruta en coche por la Comunidad Valenciana

Una ruta en coche por la Comunidad Valenciana va más allá de los clásicos estereotipos sobre los valencianos arraigados en programas televisivos, la sobreexplotación costera o los peinados engominados.

Viajar por la terreta te permitirá profundizar en una cultura y gastronomía tan variada que convierte esta pluralidad en su principal fuente de riqueza. Con lugares como los que te voy a mostrar comprenderás porqué el territorio valenciano merece una ruta en coche de una duración mínima de tres noches.

Vayamos primero a los lugares que debes visitar en cada provincia. Mi propuesta es pasar una noche en cada una de ellas. Chequea bien el estado de tu coche, pneumáticos, líquido de frenos, GPS, o alquila uno por poco dinero en AutoEurope, Hertz o Avancar…¡Y a rodar!

Dos paradas indispensables en Castellón

Uno de mis rincones favoritos de la Comunidad Valenciana es sin duda Peñíscola. Se trata de un municipio de apenas 7.500 habitantes, pero que combina dos de las esencias de nuestra tierra: montaña y costa. Su centro histórico está repleto de calles pequeñas con un encanto especial y con muchas vistas al mar, donde reposan disfrutando del buen tiempo la mayoría de los turistas en verano.

Si empiezas tu viaje desde el norte de España, éste es el lugar perfecto para pasar tu primera noche en tu ruta en coche por la Comunidad Valenciana. Échale un vistazo a TripAdvisor para buscar tu alojamiento. Dependiendo de la temporada, puedes encontrarlo por menos de 50€.

Al día siguiente y después de haber disfrutado del día y de la noche en Peñíscola, te recomiendo levantarte tempranito para visitar la fuente de los baños de Montanejos, especialmente en verano donde podrás disfrutar sumergiéndote en sus aguas cristalinas. Snacks, unas cervecitas, sol y un bañito en buena compañía…¿Qué más se puede pedir?

El trayecto en coche desde Peñíscola a Montanejos es de 2 horas. Puedes organizarte para pasar la mañana y comer tranquilamente para posteriormente desplazarte a Sagunto, ya en la Província de Valencia.

Si por el contrario dispusieras de algún día extra, la ruta la podrías empezar por la localidad de Morella. Es impresionante contemplar como todavía mantiene la misma estructura de siglos atrás con la muralla prácticamente intacta. Además podrías acercarte a pueblos como Culla que también son un auténtico placer de visitar y de pasear por su calles de adoquines.

Una ruta en coche por la Comunidad Valenciana debe pasar necesariamente por la provincia de Valencia

Tanto si empiezas tu ruta desde el norte como desde el sur, debes considerar que la distancia en coche desde Montanejos hasta Sagunto es de una hora. Por eso es conveniente que distribuyas tu día de manera inteligente para disfrutar de ambos lugares.

Sagunto es una ciudad repleta de história. Una ruta por su castillo, el teatro romano (primer edificio declarado Monumento Nacional de España) y el barrio de la Judería es de obligado cumplimento. Además, puedes acercarte a la zona del Puerto para disfrutar de sus bares y discotecas si tu idea es salir por la noche.

De Sagunto a Valencia hay tan solo media hora en coche. Allí deberías pasar tu segunda noche. La capital del Túria esconde muchísimos rincones que visitar y necesitarás de un poco más de tiempo para disfrutarla plenamente.

El barrio del Carmen, Russafa, o el parque natural de l’Albufera (a 40 minutos en coche) son tres de los sitios a los que debes acudir en tu visita express. Podrás encontrar hoteles en Valencia por menos de 50€ la noche para dos personas en HRS. Para elegir bien la zona te recomiendo que le eches un vistazo a éste artículo.

Por último, y si el clima acompaña, puedes hacer una última parada dentro de la província al municipio de Antella, concretamente a l’Assut Antella. Allí podrás disfrutar de un agradable baño en una de las infraestructuras fundamentales de la Acequia Real del Júcar.

La província de Alicante: El dilema entre interior o costa

Alicante dispone de unas de las mejores calas para disfrutar del mar. Al mismo tiempo, y si estamos en temporada de verano, podemos disfrutar de unos baños en parajes naturales fascinantes. Te presento cuatro lugares que te encantarán, sin embargo, y dependiendo del lugar donde empieces tu ruta en coche por la Comunidad Valenciana, puedes quedarte con sólo dos o tres de ellos.

Por ejemplo, si tu idea es disfrutar de un espacio como el de Montanejos, elige entre Pou Clar de Ontinyent o Les Fonts d’Algar. Son lugares similares en cuanto al plan de día que puedes montar, no obstante, el segundo dispone de un camping muy cercano que podrías aprovechar para tu viaje lowcost.

Con todo, no dudes en hacer una parada en el pueblo medieval de Bocairent, situado a unos 20 minutos de Ontinyent. Es una de las zonas más bonitas de la Comunidad Valenciana donde deberás aprovechar su mezcla de cultura gastronómica para pedirte un gazpacho de la Mariola o uno de sus clásicos pimientos rellenos de arroz.

Ya llegando por la carretera podrás vislumbrar su belleza a distancia, pero si te adentras por sus callejuelas descubrirás toda su historia, notando en tu cuerpo una sensación de estar reviviendo el pasado por un instante.

Ya por último, y cómo lugar de máximo relax, la cala Granadella de Javea. En ella podrás disfrutar de una agua cristalina ideal para explorar sus profundidades y practicar snorkel. En caso de ser un aficionado de esta práctica, échale un vistazo a nuestro especial de deportes acuáticos para ahorrarte algún dinero extra.

Unos consejos extra

  1. Antes de emprender tu ruta en coche por la Comunidad Valenciana, decide bien qué sitios quieres visitar y en qué época. Muchos de los lugares que te presento son óptimos para disfrutar del buen tiempo de verano.
  2. Dependiendo de tu procedencia, planifica bien la ruta. Si vas a hacerla completa, entra en el territorio valenciano por el sur o por el norte, pero no tiene mucho sentido empezarla por Valencia.
  3. Revisa nuestros posts antiguos sobre cómo organizar una escapada en coche o cómo organizar una acampada al aire libre para no olvidar ningún detalle.
  4. Ahórrate el máximo dinero posible siguiendo nuestros consejos para buscar alojamiento o compartir coche con este artículo.ç

Europa cultural

Cada persona tiene preferencias distintas a la hora de viajar. Para algunos las vacaciones perfectas son pasar el día tendido en una hamaca al sol, mientras para otros sería la semana más aburrida de su vida. Hay quienes prefieren la soledad de la naturaleza para poner en orden sus ideas, mientras que otros prefieren disfrutar de la actividad cotidiana de una ciudad que no conocen. Así mismo hay mucha gente que gusta de gastar su tiempo de ocio durante un viaje, aprovechando las posibilidades culturales que ofrecen distintos destinos interesantes.

Para estos últimos Europa ofrece una cantidad gigantesca de opciones atractivas. Para los amantes del arte, cabe destacar ciudades como Londres, París o Madrid, que ofrecen al visitante la posibilidad de disfrutar de obras artísticas como La Gioconda en Museo del Louvre o Las Meninas en el Museo del Prado (pagina oficial) Estas ciudades ofrecen tambíen otras opciones al amante de la cultura, con las que disfrutar de no solamente de las elementos propios del desarrollo de las civilizaciones europeas, sino incluso de objetos que provienen de las cuatro esquinas del mundo, como es el caso del Museo Británico en Londres.

La actividad cultural de estas ciudades, u otras como Berlín, Ámsterdam o Roma, no sólo se centran en los museos. Se puede disfrutar de una gran variedad de representaciones teatrales o musicales, que satisfacen hasta al espectador más exigente. Además de las artes plásticas y escénicas, una de las expresiones más interesantes de una cultura es la gastronomía. Cada vez más personas, utilizan su tiempo de vacaciones para disfrutar o conocer cocinas tan sugerentes como la española, la francesa o italiana.

No hay que olvidar que uno de los aspectos más importantes de cualquier cultura es el idioma, ya que devela una idiosincrasia propia. La posibilidad de poder moverse en el continente europeo con líneas aéreas de bajo coste, ha favorecido que muchas personas aprovechen las posibilidades que ofrecen empresas como cursos de idiomas en el extranjero, para llevar a cabo un curso del idioma en el extranjero, para aprender dentro del contexto natural en el que desarrola el mismo.

Sin embargo, hay que reconocer que para muchas personas centrarse en una sola actividad puede resultar tedioso. Para evitarlo, se pueden combinar distintas actividades para hacer de las vacaciones un periodo inolvidable. Por qué no aprovechar por ejemplo un curso de alemán en Alemania para conocer también zonas como Baviera, con su selección de castillos y monasterios medievales y una gastronomía basada en asados y salchichas de una calidad de ensueño, acompañadas de la cerveza de cada región.

El bajo coste que ello puede suponer, sobre todo en temporadas bajas y gracias a las distancias relativamente cortas, hacen que Europa rebose de posibilidades para poder disfrutar del fruto de siglos de cultura al alcance de quien quiera. Simplemente es cuestión de ponerse a planear.